Nutrir el no lugar

Entender el no lugar aquí es más fácil que nunca. El no lugar trasciende el espacio y se coloca en el medio de todo. En lo que hago, en lo que veo, en lo que siento cuando no miro más allá. Fuera gritan, gritan mucho. Y en este lugar grande, en esta casa sin techo y sin paredes, el no lugar es el lugar más claro. Aquí me quedo para transitar el día a día, para transitar la vida. Lo nutro en el movimiento hacia dentro para luego, volar fuera.

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.